Procedimiento Ordinario

 

El procedimiento ordinario descrito en el Código Orgánico Procesal Penal (2012) es un reflejo de los principios del sistema acusatorio, por cuanto está regido por los postulados de Juicio Previo y Debido Proceso, Autonomía e Independencia de los jueces, Juez Natural, Presunción de Inocencia, Defensa e Igualdad de las partes, Oralidad, Publicidad, Inmediación, Contradicción, entre otros, cuya finalidad es la búsqueda de la verdad por las vías jurídicas y la aplicación de la justicia.

El referido procedimiento se encuentra dividido en tres fases, cada una dependiente de la anterior, siendo la primera la fase preparatoria, en la cual el Fiscal del Ministerio Público como titular de la acción penal y director de la investigación penal, al tener conocimiento de la comisión de un hecho punible por cualquiera de los modos de proceder, debe ordenar o practicar todas las diligencias tendentes a determinar las circunstancias de modo, tiempo y lugar en las cuales se cometió el  hecho y recabar todos los elementos de convicción que exculpen o inculpen al imputado.

Dentro de los elementos de convicción muchas veces hay declaraciones de la víctima y de testigos del hecho, que aportan información al proceso y que servirán de base, adminiculadas con los otros medios de prueba, para esgrimir una imputación formal contra el imputado y una posterior  acusación, lo que hará que se inicie la fase intermedia cuyo acto central es la audiencia preliminar, a través de la cual se depura el proceso y se determinar si hay mérito para un juicio. De ser admitida la acusación y dictado el auto de apertura a juicio, nace la tercera fase del procedimiento, como es la etapa de juicio.

La fase de juicio oral y público del proceso penal venezolano, es quizá la de mayor importancia, pues es, a través de esta etapa donde mejor se desarrollan los principios de inmediación, contradicción y oralidad, los cuales se encuentran relacionados directamente con el debate desde su inicio hasta el cierre. Durante el desarrollo del debate, se presenta la oportunidad para la incorporación de los medios de prueba ofrecidos, y es a través del interrogatorio que las partes lograran introducir la prueba como tal al proceso. Dicha prueba se obtiene por medio del testimonio posibilitando a la parte acusadora y a la defensa, establecer la verdad de los hechos en la apreciación  del  testimonio  y  lograr  la  incorporación  de  la  prueba.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Abrir chat
¿Necesitas Ayuda?